Banner

domingo, 6 de mayo de 2012

¿Por qué nos quedamos sin competición de Agility?

El año pasado por estas fechas pudimos disfrutar de una de las competiciones que más me han llamado la atención, Agility.

El Agility, una bonita disciplina.

Hasta hace algo más de un año no tenía ni idea de lo que era esta disciplina. No sabía que era esto del Agility, pero gracias a mi amiga Sara descubrí que se trata de un deporte en el que perro y amo tienen que estar muy compenetrados para cumplir las espectativas, superar una serie de obstáculos con el fin de demostrar su inteligencia, obediencia, sociabilidad y llegar a la meta sin que se produzca ningún error y seas eliminado.

Tanga compitiendo.

Tanga y Sara compitiendo.

Para poder participar simplemente hay que tener un perro sea cuál sea su raza, con o sin pedigree, existen distintas categorias. Lo que si es completamente necesario es que tanto dueño como perro tengan una relación única, que el perro obedezca al amo y siga las pautas que él le indique. Algo realmente difícil, que requiere de mucho entrenamiento y mucho esfuerzo por parte de los dos.

Lula


Os podría parecer sencillo, pero los recorridos que realizan los perros son siempre distintos, cuando se acude a una competición, los dueños y sus perros disponen de unos minutos para memorizar el recorrido, algo realmente importante porque cualquier fallo está penalizado. No se trata de una carrera, sino de una competición de habilidad, destreza y obediencia. Realmente un deporte no sólo entretenido, sino bonito. Un deporte que sólo pueden practicar personas especiales, concienzudas, con una infinita paciencie, con un don, cuyo esfuerzo se ve recompensado cada vez que compiten, tanto si ganan como si no. Es algo maravilloso.

Mi amiga Sara con Lula, las dos ganadoras.

Lula, toda una vencedora,
 dentro y fuera de competición.

El año pasado pudimos disfrutar en el Polideportivo de Navalcarbón de una competición de Agility, la primera a la que acudía yo en mi vida. Lo que más me llamó la atención es el cariño y el esfuerzo que realizan tanto amos como los perros para competir. También el buen rollo que existe entre los dueños. Es una competición muy amistosa, y parece que aunque un dueño y su perro pierdan, siempre se alegran por los ganadores.
Desde aquí solicitar al ayuntamiento que se vuelvan a realizar este tipo de pruebas en nuestro municipio y que se publiciten más, ya que es un bonito espectáculo para disfrutar en familia, tanto si lo practicas como si no, lo único necesario es que te gusten los animales.

Os dejo un video de la actuación de mi amiga Sara del año pasado en nuestro municipio.

video


Más información sobre el Agility en: http://www.agilityfeaec.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario